Error
  • JFolder::create: No se ha podido crear el directorio Path: /var/www/tenangodedoria.hidalgo.gob.mx/cache
  • JFolder::create: No se ha podido crear el directorio Path: /var/www/tenangodedoria.hidalgo.gob.mx/cache
  • JFolder::create: No se ha podido crear el directorio Path: /var/www/tenangodedoria.hidalgo.gob.mx/cache
  • JFolder::create: No se ha podido crear el directorio Path: /var/www/tenangodedoria.hidalgo.gob.mx/cache
  • JFolder::create: No se ha podido crear el directorio Path: /var/www/tenangodedoria.hidalgo.gob.mx/cache
  • JFolder::create: No se ha podido crear el directorio Path: /var/www/tenangodedoria.hidalgo.gob.mx/cache
  • JFolder::create: No se ha podido crear el directorio Path: /var/www/tenangodedoria.hidalgo.gob.mx/cache

Turismo

EL ORIGEN DEL BORDADO TENANGO

A pie del cerro Brujo (Hidalgo), en Tenango de Doria, se elaboran los “te-nangos”, lienzo de manta bordado a mano, en vivos colores. Ningún diseño es igual que otro, no se repiten nunca. Los bordados tenangos son creados bajo un riguroso ritual de documentación social, son tributo a la comunidad y a sus eventos más importantes como la cosecha, la siembra, el matrimonio, el nacimiento, etc. Tienen una función mágica y redentora con la tierra y sus habitantes.

Para la elaboración de los bordados tenangos, las artesanas utilizan  hilo de algodón, conocido como hilo vela. Normalmente bordan en una manta blanca o cruda, sin adornos; con el paso de los años se han ido incorporando materiales a la manta como la mezcla de algodón y seda.


 

Los Colores de Tenango Hidalgo, un Talento Des-bordado

México realmente es un país de colores, y bajo este distintivo unas mujeres de la región otomí – tepehua dedican su vida a gastar la vista y sus manos para crear verdaderas obras de arte textil; los “Tenangos” son un mosaico de colores que al ser plasmados en una manta, se convierten en un regalo que todos deseamos tener en casa.

Dentro de la gran gama de artesanía que se manifiestan en México, no puede faltar la técnica de los textiles; y los famosos bordados en Tenango de Doria en el estado de Hidalgo, son un ejemplo de una gran cantidad de diseños salidos de la mente de aquellas bordadoras que pasan todos los días cosiendo a pulso un nueva obra para vestir desde una mesa, hasta una mujer japonesa.

Y esto último me refiero porque al ser un bordado de gran talento, los distintos diseños de los tenangos han sido reconocidos en todo el mundo y esto les da un prestigio internacional, “Con un Tenango bella te verás con esta prenda, no importa de dónde vengas”.

Son alrededor de 400 mujeres en esta población quienes se dedican a plasmar lo que su mente les dicta, no hay un patrón a seguir, sólo un conjunto de figuras rurales que pueden ser humanas, naturales o florales y con ese toque colorido en azul, verde, amarillo o rojo.

Estas maestras de la aguja desbordan su talento en telas blancas como lino, manta, seda, algodón, y demás texturas en plazos que van de semanas a meses.

Actualmente no todas las figuras coloridas van en un fondo blanco, también se hacen bajo una tela negra con bordados blancos o dorados, quizá fondos amarillos con bordados rojos, y otras hermosas combinaciones que –gracias a sus diseños irrepetibles- ponen al comprador en un verdadero dilema de si llevar un tenango tradicional o uno que combine más con la sala o alguna pieza de la casa.

Lo cierto es que una pared vale la pena poner una obra de arte y un Tenango es eso. Actualmente hay hoteles exclusivos decorando espacios lujosos que le dan ese toque “mexicano” en la decoración.

Caballos, pájaros, venados, margaritas, conejos, árboles, perros, niños, burros, armadillos, toros, tulipanes, libélulas, peces, gallinas y demás elementos de la naturaleza combinan perfectamente con grecas y algunos otros símbolos prehispánicos

Juntos, son el lienzo perfecto que armoniza la cultura y la vida de la comunidad en distintos eventos importantes como el matrimonio, la cosecha, algunas fiestas, el nacimiento y otros momentos de la vida otomí-tepehua.

El bordado tradicional de un Tenango es un diseño creativo que se puede plasmar en una servilleta, un mantel, una blusa, cortinas, sabanas, sillas tapizadas y murales que tengan como lienzo una tela digna de exhibirse.

Estos símbolos, dibujos, lenguaje y representaciones figuradas en coloridos hilos, son un simple recordatorio de la existencia de una cultura que se resiste a olvidar sus raíces, sus celebraciones y viven en cada pieza para recordar nuestras raíces.

Si llegas a Tenango de Doria, no olvides visitar la iglesia de San Agustín, así como hacer senderismo por los cerros del Brujo y el Cirio. Además puedes degustar de una rica cecina enchilada, el famoso pan de queso, y de postre unas ricas palanquetas de nuez.